Hacer un ensayo ejemplo

Si tienes que realizar un ensayo y no sabes cómo hacerlo entonces estás buscando ejemplos que te ayuden a lograrlo ya que es una de las mejores maneras de hacerlo. Te daremos algunos ejemplos básicos en base a los cuatro tipos de ensayo más generales y habituales:

Ensayo expositivo: aquí se expone la idea del autor por lo que tienes que priorizar la exposición del tema en particular. Comienza con una introducción en la que plantees una pregunta que luego será respondida en el desarrollo. Que la introducción no sea más de un párrafo o dos como mucho y luego ve uniendo ideas hasta responder la pregunta y cerrar con una conclusión personal.

Ensayo literario: en estos ensayos deberás utilizar palabras estéticas, analizar las cosas desde lo más profundo de ti y liberarte para poder hacer un texto muy íntimo mediante el cual te puedas comunicar. Tienes que expresar tus sentimientos de una manera personal de modo que el lector se sienta identificado con lo que lee o pueda saber que del otro lado de las hojas había una persona redactando.

Ensayo argumentativo: aquí debes utilizar todos tus argumentos posibles para darle validez a una tesis o teoría en particular, siempre de manera breve y concisa para que los lectores no se aburran y puedan comprender sencillamente sobre lo que hablas. Luego servirá para que hagan un mejor análisis de la tesis

Ensayo científico: se parece a una monografía pero no es necesario utilizar palabras científicas o técnicas, de lo contrario el público no podrá entender y tendrá menor aceptación.

Publicado en Ejemplos | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Cómo se hace una introducción?

La introducción es la porción del ensayo en donde se recopilan los puntos más importantes de dicho trabajo. Todo esto con el objetivo de ofrecer al lector un escenario claro sobre las ideas que se tratarán en los demás apartados.

El contar con una introducción interesante, ocasionará que las personas deseen leer el resto de nuestro ensayo. Por norma general, debe dar respuesta al siguiente cuestionamiento ¿De qué trata?

Somos conscientes de que hacer una introducción atrayente, no siempre es una tarea fácil. Por esa razón, te daremos una serie de recomendaciones, las cuales esperamos que te ayuden enormemente.

- Introducción a manera de pregunta Nos encontramos ante la forma más común de elaborarla. De hecho, en párrafos anteriores ya habíamos hablado sobre la importancia de que la introducción conteste de forma favorable a una pregunta. Pongamos por ejemplo el caso de que nuestro ensayo trate de la acelerada extinción de varias especies del reino animal. Tendríamos algo parecido a esto: ¿Es el zoológico el único mecanismo viable de mantener con vida a nuestros animales?

Si eres ecologista, seguramente ahora mismo estás pensando en miles de alternativas diferentes a esta. Y es que justamente de eso se trata este ejercicio; el lograr que el lector se interese en el contenido del ensayo.

- Introducción descriptiva Se utiliza con el fin de narrar una serie de acontecimientos que desencadenen en el tópico principal. Por ejemplo: “Parado bajo los tres palos, mira hacia todos lados aguardando a que los disparos se acerquen a él. En su mente sólo existe una idea; atajar el esférico”. Como podrás darte cuenta, aquí el tema central no es el fútbol, sino el guardameta así como las funciones que realiza dentro del campo.

- Introducción utilizando como elemento corrector una frase célebre o bien una cifra Fundamentalmente este modelo se utiliza cuando nos hallamos frente a un ensayo de corte científico o filosófico. Así por ejemplo, tendríamos lo siguiente: “La medicina ha prolongado nuestra vida, pero no nos ha facilitado una buena razón para seguir viviendo. Miguel Delibes”. Esta frase por sí sola abre el camino directo a la discusión, ya que se puede abordar el tema desde distintas perspectivas. El lado humano (filosofía) o el lado tecnológico (ciencia).

Para finalizar, únicamente nos resta comentar que usar una cifra estadística es mucho más fácil por ejemplo: “4 de cada 10 mujeres han sufrido por lo menos en una ocasión acoso laboral”. En efecto, en este caso nuestro ensayo podría abordar el tema de la equidad de género.

Publicado en Como se hace un ensayo | Deja un comentario

El ensayo y su estructura

El ensayo es el género literario más utilizado durante el transcurso de toda nuestra vida escolar. Desde que estamos en la escuela secundaria, los maestros nos comienzan a dejar este tipo de trabajos.

Lamentablemente, lo cierto es que muy pocos profesores se detienen el tiempo suficiente para explicarnos de manera adecuada cuál es la estructura que debe seguir el ensayo. Por tal razón, el día de hoy vamos a ver paso a paso cada uno de sus componentes.

Empezaremos por decir que se entiende por ensayo toda obra en la que el autor hace una interpretación libre sobre un tema de interés tanto particular como general, inclusive sin contar en ocasiones con una base científica.

Ahora bien, todo ensayo por regla general se compone de tres partes fundamentales, estas son: la introducción, el desarrollo y el desenlace.

- Introducción Tal y como su nombre lo indica hace referencia a la porción inicial de texto, cuya meta fundamental es la de ofrecernos un marco contextual para que de esta forma, podamos comprender lo que se nos presente en los siguientes apartados. Asimismo, en la introducción se expone de forma breve hacia dónde va encaminado el trabajo. También aquí se pueden incluir las razones o motivaciones que llevaron al ensayista a redactarlo.

- Desarrollo Nos encontramos frente a la sección de mayor extensión del ensayo, pues en ella se encuentran contenidos todos los argumentos que dan forma de manera intrínseca al trabajo en sí. Aquí lo que se busca es que el lector quede convencido de que las ideas expresadas por el autor son las correctas. Dicho de otra manera, el propósito del desarrollo es persuadir de manera correcta y bien fundamentada sobre el devenir de una tesis. Del mismo modo, si para elaborar dicho ensayo se recurrió a fuentes bibliográficas, hemerográficas, videos, archivos de audio etc. es conveniente que se haga referencia a ellos en el momento adecuado.

- Conclusión El ensayista deberá decirnos si se cumplieron o no las metas planteadas en el inicio del trabajo. Cabe destacar que aún y cuando el ensayo sea muy bueno, no siempre se llegan a cubrir todos los temas planteados originalmente. Finalmente, te recordamos que puedes realizar una conclusión con una sola frase.

Publicado en Como se hace un ensayo | Deja un comentario

¿Cómo se hace un ensayo?

¿Cómo se hace un ensayo?

Antes de contestar esta importantísima pregunta, es conveniente que definamos primero ¿Qué entendemos por ensayo? Podríamos decir que el ensayo es un género que permite expresar al autor un punto de vista subjetivo sobre algún tema determinado, ya sea de carácter público o privado.

El ensayo se elabora por lo general siguiendo un estilo en prosa, esto para facilitar la posterior lectura del mismo. También cabe señalar que otra característica importante que lo acompaña es su brevedad.

Enseguida te mostramos los pasos que debes conocer para qué de ese modo sepas correctamente ¿cómo se hace un ensayo?

- Elige un tema Si estás cursando algún grado escolar, es probable que tu maestro se encargue de asignártelo. Sin embargo, no debes preocuparte, ya que lo maravilloso de elaborar un ensayo es justamente la libertad que tiene el ensayista para decidir sobre qué punto de vista versará su texto. Por ejemplo, supongamos que el tema es “la violencia”. En ese escenario podrías abordar los siguientes temas: “la violencia intrafamiliar”, “el origen de la violencia en el mundo”, “las consecuencias de la violencia” etc.

- Echa mano de distintas fuentes de información Esto quiere decir que busques datos en libros, revistas, Internet, videos sobre el tema que te toca desarrollar. De esa forma, tu ensayo será exitoso pues habrá distintos parámetros bibliográficos con los cuales comparar la información que ahí se presente.

- Confecciona un borrador En otras palabras, este es un “ensayo de práctica“, aunque no por ello debes descuidar el uso correcto de las reglas ortográficas. Una vez que concluyas este paso es conveniente que una persona de tu confianza haga una primera lectura de tu trabajo. De ese modo, estarás a tiempo de corregir cualquier fallo.

- Escribe tu ensayo Te recomendamos titular tu ensayo con una frase que resulte llamativa y atrayente, con el fin de llamar la atención del lector. Después, puedes dividirlo ya sea por capítulos con la creación de un índice o bien utilizar la estructura tradicional del ensayo (introducción, desarrollo y conclusión).

- Vuelve a revisar la ortografía Toma en cuenta que al escribir las palabras de manera errónea, estás enseñándole al mundo, de manera indirecta qué tipo de persona eres. Por tal motivo, te rogamos que le dediques unos cuantos minutos a esta tarea.

 

Ahora que ya sabes ¿cómo se hace un ensayo? Únicamente nos resta desearte muy buena suerte.

Publicado en Como se hace un ensayo | Deja un comentario